El BIM supone la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en el plano, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). El uso de BIM va más allá de las fases de diseño, abarcando la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, permitiendo la gestión del mismo y reduciendo los costes de operación.

En España la iniciativa es.BIM, un grupo abierto a todos los agentes implicados del sector cuya misión principal es la implantación de BIM en nuestro país elabora un observatorio de licitaciones BIM con una doble función:

  • Verificar la progresión de la inclusión de requisitos BIM en pliegos de licitación pública: a través de un seguimiento mensual del número de licitaciones públicas con requisitos BIM discriminados por categorías (tipología de la licitación y agente licitador, fase del ciclo de vida, etc.).
  • Analizar en qué forma se incluye BIM en estos pliegos: usos BIM considerados, niveles de detalle, entregables, uso de formatos abiertos y requisitos de colaboración.

Recientemente se ha presentado el cuarto informe en el que destacan las siguientes conclusiones:

  • En el primer semestre de 2018 se han licitado contratos con cláusulas BIM por un importe equivalente al 78,27% del total de 2017
  • El valor acumulado de la inversión propuesta en el conjunto de los presupuestos bases de las licitaciones con requerimientos BIM supera los 335 millones de euros 
  • El nivel autonómico de la administración, como entidad adjudicataria, está liderando la inclusión de BIM en sus licitaciones (61 % del total acumulado), frente al nivel estatal (21%) y el local (14%).
  • Cataluña es la Comunidad Autónoma con más licitaciones con inclusión de BIM, tanto en edificación como en infraestructuras, a cierta distancia se encuentra la Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid.
  • Los requerimientos BIM se incluyen en todas las fases de los contratos: fases de diseño y ejecución (44%), solo en fase de diseño (26%), solo en fase de ejecución (26%), fase de explotación y mantenimiento (3%) y un 1 % en el conjunto de todas las fases)
  • Los requerimientos BIM según los usos edificatorios de las licitaciones de edificación son: 34% sanitario, 21% educativo, 14% administrativo, 14% transporte, 6% cultural, 6% vivienda y 5% otros.